Té Pu Erh

Té Pu Erh

¿TE APETECERÍA DEGUSTAR UNA TAZA DE TÉ GRAN RESERVA?

Recomiendan beber un mínimo de dos litros de líquido al día, que además disfrutas con su sabor,  mejor que mejor , y si además de hidratar el cuerpo, lo haces con una bebida de lo más natural y beneficiosa para la salud, ya ni te cuento…

El té de Pu Erh, toda una delicia para el paladar

QUE ES EL TÉ PU ERH

El té Pu erh, es de los más antiguos tés Chinos. Se cultiva en el distrito de Pu erh, al suroeste de China. En esta zona se encuentran las plantas de té más antiguas que se conocen.  Con sus hojas se hace el té de pu erh en China.

 Tras un curioso proceso de manipulado y de lenta fermentación van aflorando sus aromas (o sus notas de cata, que diría un sommelier). Este té puede conservarse durante muchos años, mientras va mejorando su sabor. Se trata de toda una ciencia.

Algo muy parecido a la pasión que tenemos en occidente por los buenos vinos, ocurre en China con los Tés, especialmente con el Té Pu erh. Se trata de una variedad de la planta Camellia Sinensis.  Estos Tés, son una auténtica delicia para el paladar que vale la pena conocer. 

DE DONDE PROCEDE

Esta variedad de té se encuentra en la zona de Pu-erh, de ahí le viene el nombre. Pu erh está  al sur de China, en la provincia de Yunnan. Las características del lugar y la ciencia que encierra su proceso de elaboración son lo que le da, a las hojas del té de pu erth, ese sabor al paladar, tan apreciado.

El  té de Pu erh se cultiva en las laderas de las montañas de Liù dà chá shän, llamadas “ las seis montañas”, donde se encuentran las poblaciones de Xishuangbanna, Simao, Lincang y Boshan,  esta zona es conocida también por su clima y entorno, condiciones que ofrecen al Té un aroma y sabor único.

El Té de pu erh se cultiva a partir de unos 2000 de altura, sobre el nivel del mar, con una temperatura media anual que va desde los 12º hasta los 23ºC.  Tiene un clima subtropical y una excelente luz solar. También le beneficia el paso de los monzones, que  dura desde mayo a octubre.

En estas montañas puedes  encontrar  árboles como el Bada, con 1700 años, 32m. de altura y 1,03 de diámetro, el Bon Wei con alrededor de 1000 años de antigüedad, o el Menghai,que tiene más de 800. 

Las características geográficas y climáticas de esta zona, le aportan a las plantas del té unas características muy valoradas por los expertos: hojas grandes y sanas, bien hidratadas con un excelente sabor y unas propiedades muy saludables.

Volviéndolo a  comparar con las exquisiteces de nuestros vinos y sus denominaciones de origen, entenderemos lo que ocurre en China  con los tés. En sus aromas además de la influencia del “terruño” y sus microorganismos, una minuciosa selección, en el momento de cosechar las hojas, el proceso de oxidación y de lenta maceración, son la receta se tiene en cuenta para determinar el tipo de té que se va a elaborar y convertirlo en algo muy especial.

CÓMO SE ELABORA

De las plantas donde se recogen las hojas de té, se distinguen 3 calidades diferentes: Árboles antiguos, viejos y nuevos.

Antiguos son árboles con más de 100 años, que han crecido sin intervención humana y ofrecen sabores más intensos y complejos al paladar. Estos son los más valorados.

Viejos, se consideran a partir de 30 años. Algunos han crecido salvajes, pero normalmente pertenecen a plantaciones antiguas hechas por el hombre. La calidad de este té de pu erh suele ser muy buena.

Nuevos,  no llegan a ser grandes árboles, en muchas ocasiones se trata de arbustos, plantados con semillas de los anteriores. Se cultivan en grandes extensiones y son producciones más abundantes. Aunque el proceso de elaboración puede ser parecido al de los buenos tés, el sabor que ofrecen sus hojas  ya no es tan complejo.

CÓMO SE ELABORA TÉ PU ERH

Pu erh es muy conocido sobretodo por el té que nosotros llamamos rojo, (que es el que en China llaman té negro), además producen un excelentes tes verdes y blancos.

En primavera se hace la recolección de las hojas de té. Las más maduras y más anchas, de los árboles más viejos y salvajes (que pueden llegar a tener 850 años), son las más valoradas y con las que se hacen los tés de Pu erh “gran reserva”. Las más jóvenes, con sus cogollos cuidadosamente seleccionados, se usan para elaborar el finísimo té Blanco. O el té verde en el que el proceso de secado es menos oxidativo y que también pueden reservarse durante bastantes años, siguiendo una ciencia milenaria. 

Después de secar las hojas al sol, para que pierdan el exceso de humedad, pasan por diferentes procesos: de oxidación, fermentación y envejecimiento. Un proceso que varía, dependiendo del tipo de té que se vaya a elaborar. 

La oxidación se produce cuando las enzimas de la hoja actúan con el oxígeno. Este proceso se acelera al romperse las paredes celulares, que es lo que ocurre al quebrar o chafar la hoja. La oxidación de la hoja, se vuelve más lenta si se hace a través del proceso de descomposición natural en la fermentación, potenciando así más sus propiedades organolépticas.

 Los factores que actúan en el té de Pu erh y que hay que tener en cuenta, para su envejecimiento, son:

La temperatura, la humedad, la luz y la ventilación. Estos detalles son la receta clave que interviene en el desarrollo de los microorganismos que actúan en la hojas, a través de la fermentación, afinando con los años su sabor:

Si la temperatura es demasiado elevada pueden desarrollarse sabores poco deseados.

Con el nivel de humedad se gradúa el envejecimiento. Cuanto mayor sea el grado de humedad, más rápido envejece.

La exposición a la luz solar lo puede secar prematuramente y haciendo que quede más amargo.

La circulación del aire regula el contenido de oxígeno que envuelve al té y elimina los olores menos deseables.

Hay varios tipos de Té de Pu Erh para elegir, entre los principales tenemos:

EL TÉ BLANCO:

Las principales zonas productoras de té blanco se encuentran en Fujian Fuding, Zhenghe, Zhenrong, la antigua calle Wuhan Xinzhou, Jiaocheng Tianshan, Songxi, Jianyang, Yunnan Jinggu y otros lugares.

Para los tés blancos se seleccionan sólo las primeras hojas con las gemas más jóvenes, cubiertas por unos finísimos filamentos que se vuelven dorados al secarse. El secado se produce con la luz solar y la fermentación de forma natural. El marchitamiento es un proceso clave en la formación de la calidad del té blanco.

Los tés de Pu erh blancos son los más delicados. Sólo se cosechan dos o tres veces al año y sólo durante unos días determinados, según el calendario lunar.

Las principales variedades son: First Day Bud, Tianshan White, Baihao Yinzhen, White Peony, Shoumei (Gongmei).

En este Té BLANCO  podrás encontrar estos delicados sabores y disfrutar de un laborioso y apasionado trabajo de selección. La infusión de este té es de un color verde o dorado, siempre muy claro, y ofrece un sabor afrutado muy fino y seco en el paladar.

TÉ VERDE:

Este té corresponde a las hojas jóvenes del árbol del té (mocha). Este es un té de Pu erh joven, que inmediatamente después de su recolección se calientan en hornos o directamente con vapor. Este proceso sirve para impedir la oxidación manteniendo sus propiedades. Después las hojas se comprimen dándoles la forma final y dejándolas envejecer durante décadas.

TÉ ROJO (viejo):

Este té maduro es  de Dazhong, en la provincia de Yunnan. Corresponde a un árbol de té viejo. Después de secar las hojas al sol, se ha seguido el proceso para envejecerlo. A sus 17 años ya podemos empezar a notar diferentes cualidades.  El color es cobrizo. Su  sabor es de un ligero punto terroso, con notas de madera y madreselva.

TÉ ROJO (de árbol antiguo):

El té rojo de árbol antiguo es un gran reserva, es de color rojo suave e intenso sabor con un dulce y rotundo aroma. Tiene una equilibrada fragancia de bosque, con suave fondo terroso y de frutos secos. Un té con cuerpo y notas florales, sin perder el constante recuerdo de madreselva.

Con los años, el té de pu erh mejora en calidad.

PREPARACIÓN

Los dos factores que influyen en el traslado de las sustancias de la planta al agua, al igual que en todas las infusiones,  son: la temperatura y el tiempo de exposición. 

Estos son los dos factores que hay que manejar para hacer bién una infusión disfrutando de sus aromas y propiedades. El primero a tener en cuenta es el agua, que no debe de ser demasiado alcalina. Mejor lo más neutra posible. Al Té Pu erh, le interesa una temperatura elevada, sobre los 90-95º, y de 3 a 6 minutos de reposo. Generalmente se utilizan de 3 a 5 gramos de hojas de té por 150 ml de agua. Es muy importante no dejar la planta sumergida por más tiempo, porque entonces iría aumentando el amargor. Igualmente hay que evitar que hierba, porque también se pondrá demasiado fuerte y astringente.

Hay que tener en cuenta que un té Pu erh, el de 6 años por ejemplo, puede reutilizarse hasta 3 y 4  veces, sin problema. Cuantas más veces se use, más tiempo tendrá que permanecer en el agua (1 minuto más por año, aproximadamente), pero seguirá ofreciéndonos sus generosos aromas.

PARA QUÉ SIRVE

El té de Pu erh, es una bebida sana, se puede tomar a cualquier hora del día y sorprenderá gratamente a tus invitados o anfitriones.

Si te presentas como invitado en una cena, si en vez de la clásica botella de vino, llevas un pastel de hojas prensadas de Pu erh, será un detalle sano y original. Además la presentación, en forma de “pastel de Té”, añade un toque de curiosidad y emoción al que lo recibe (los abstemios lo agradecen enormemente).

Si tienes invitados en casa, una buena taza de té como digestivo, después de unas comidas ricas en proteínas, como sustituto del café, o en cualquier momento. Un té siempre apetece para amenizar una tertulia. El Té de Pu erh, es una bebida elegante y nutritiva. 

HISTORIA DEL TÉ DE PU ERH

Durante la dinastía Han (25 al 220 a.C.), La etnia Dai de Yunnan recogía el té como tributo al emperador, que solía tener un paladar muy exigente. El té se comprime en paquetes  para facilitar el transporte. Fue durante los largos viajes cuando se descubrió que el proceso de fermentación que se había producido, mejoraba el sabor. Así empezó la ciencia del té añejo cuidado.

 Las piezas de  té comprimidas sirvieron en la antigüedad como moneda de cambio, debido a su valor y popularidad. Desde toda China viajaban hasta Pu erh, para ir a buscar los paquetes de hojas de té. El té rojo de Pu erh, es también conocido porque era el que más se apreciaba, debido a sus muchos beneficios para la salud.

BENEFICIOS

Las hojas  del té de pu erh aporta bastantes beneficios a nuestra salud en la prevención de enfermedades: Estimula la digestión, ayuda a la buena fluidez de la circulación, contribuye a limpiar la sangre, ayuda a reducir los niveles de colesterol malo y aumenta los del bueno, elimina bacterias , nocivas, metales pesados del organismo, es un buen estimulante que además contiene menos cafeína que el cafe. Su efecto antioxidante y diurético alivia la retención de líquidos. Protege contra enfermedades respiratorias, porque el té verde ayuda a bajar la inflamación, limpiando los residuos de humo en los pulmones. La capacidad antioxidante del té verde, es un buen protector contra los radicales libres. Contribuye al equilibrio del sistema inmunológico y a la buena digestión de las comidas.

QUÉ PROPIEDADES TIENE

PRINCIPIOS ACTIVOS:

Las propiedades del té son considerables y muy beneficiosas. Sus principios activos, tienen un buen equilibrio de Xantinas, cómo la cafeína o teína, teofilina, teobromina, taninos, flavonoides (kenferol), aceite esencial, ácidos gálicos y clorogénico, sales minerales, flúor, vitamina C… 

PROPIEDADES:

Cuenta con propiedades:  estimulantes, venotónicas, vasoprotectoras, antiagregantes plaquetarias, hipocolesterolemiantes, antioxidantes, antibacterianas, diuréticas y  astringentes. El té de Pu erh, contribuye al equilibrio del sistema inmunológico y a la buena digestión de las comidas.

CONTRAINDICACIONES

Si bien no tiene prácticamente contraindicaciones,los tés, en general, son bebidas astringentes y excitantes. Igual que ocurre con muchas de las hierbas medicinales, hay que tener la precaución de no tomarlo, o al menos no excederse en su toma las mujeres embarazadas y niños. También si se tienen problemas con los nervios o un estómago débil, conviene abstenerse.

RECETAS PARA TOMAR EL TÉ

Hay varias recetas para elaborar té y entretener un paladar aventurero.. 

El té con leche o con limón, son las dos típicas recetas que utilizan los ingleses y un regalo para el paladar. 

Para preparar la receta del té con leche, en primer lugar se suele calentar la tetera con un primer chorro de agua a punto de ebullición, luego se saca este agua, ponemos el té (que tiene que ser del negro) en el interior de la tetera. Aproximadamente una cucharadita de café por persona. Se pueden echar las hojas de té sueltas, en el interior de la tetera, si se va a vaciar entera repartida en las tazas, pero si vamos a ir repitiendo y tardaremos un rato en acabarlo, conviene poner el té en un filtro independiente, para poder retirarlo como máximo a los 6 minutos. Si lo dejamos en el agua más tiempo, empezará a amargar.  En el momento de servirlo, se le echa “una nube” de leche. Se trata de una pequeña cantidad que dejara la bebida de color “café con leche”. Aunque hay motivos para no poner azúcar al té, porque anularía su cualidad como quemar grasa ( aunque si hemos optado por ponerle leche, entiendo que ese problema no nos afecta) y un poquito de azúcar de caña, o miel,  no molestara al paladar. Con esta receta, además de añadirle el cremoso sabor de la leche, reducimos su punto de sabor amargo. El té negro es un poco astringente, y no conviene tomarlo con el estómago vacío. De ahí viene la tradición de las “pastitas” para el té de las 5:00

Siguiendo con la típica pregunta: ¿ con leche o con limón? Vamos a ver la receta del té con limón: El proceso para preparar el té es prácticamente el mismo, sólo que en esta ocasión, en vez de la leche, ponemos en la taza una rodaja de limón y le vertemos encima el té caliente. Se trata de conseguir el aroma del limón, no hacer té con limonada. Al té con limón  ya le encaja más no ponerle azúcar.

Te con frutas: 

Hay una extensa variedad de recetas de tés, a los que se les añade variedad de frutas. Se hace para aromatizarlo y reducir su astringencia. Estas recetas son para el té blanco o rojo, porque se trata de unos tés suaves que aumentan así sus propiedades organolépticas. El té con frutas, igual que el té con limón, también son ideales para tomar fríos, convirtiéndose en bebidas refrescantes muy saludables, más que muchas “cosas” que corren por esos mundos”.

También podemos preparar nosotros mismos deliciosos tés fríos o calientes con frutas, dependiendo de los gustos.

Básicamente hay dos maneras de preparar la receta de té con frutas:

La receta del té, cuando se toma caliente, con frutas secas al gusto, que pueden ser variadas o de un solo tipo. Podrían ser cortezas de naranja, trocitos secados de mandarina, melocotón, fresas, melón, sandía. Se le añaden al té y se deja unos días en ambiente seco y oscuro, para que se vayan impregnando los aromas. Hecha la mezcla y vertida el agua a punto de ebullición lo dejamos unos 6/7 minutos. Se le puede añadir algo de azúcar de caña o panela. Cuando esté a temperatura ambiente, se pone a enfriar en la nevera y listo.

Aromatizado con hierbas: Otra receta es aromatizar el té con hierbas aromáticas, puede ser con:  La lavanda, menta. No es muy recomendable con romero o ginseng, porque son plantas excitantes, y añadirlas al té , que también lo es, no parece lo más apropiado.

Te con canela, es otra receta interesante para personas con diabetes,  porque ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre.

Mejorar el sabor del té en el paladar, con hierbas aromáticas, es también muy sencillo, se trata de añadirlas a la tetera y verter encima el té recién hecho.

Ahora es el momento de buscar alguna receta, por internet, para hacer unas galletas artesanas, que combinarán perfectamente con un té, a las 5 de la tarde.

Espero que te hayan gustado estas recetas, no tienen demasiada complicación, y son muy fáciles de preparar. Se trata de ir combinando diferentes fantasías para el paladar.

El té de Pu erh, es la puerta de entrada a un mundo de nuevos sabores y fantasías saludables, y  refuerza el sistema inmunitario. Hay otros tés, y muy buenos, pero la calidad de las hojas del té de Pu erh, cuenta con unos sabores insuperables.

Fíjate en las colas de la seguridad social o del paro, verás que pocos Chinos te encuentras.

Para estar sanos y vigorosos, hace miles de años que los Chinos saben la bebida tienen que tomar.

¿Cuánto hace que no te tomas una taza de un buen té? 

Aquí lo tienes. “Buen provecho”.